Los tanques metálicos son dispositivos que se utilizan para el almacenamiento de líquidos y están diseñados por soportar una gran presión, así como para mantener en óptimas condiciones la sustancia que en ellos se almacena.





Para ayudar al tanque a cumplir con su objetivo principal, es importante que se le dé cierto mantenimiento, tanto preventivo, como correctico. Estas son algunas características de estos:


Es importante realizar una inspección externa del tanque para verificar que no haya fisuras o golpes que lo comprometan.

  • Verificar que no haya corrosión en las paredes o techos del tanque.
  • Se debe revisar con minuciosidad el interior del tanque para descartar la presencia de óxido o corrosión.





Si buscas una empresa profesional que te apoye con el mantenimiento de tanques metálicos, cuentas con nosotros. Somos expertos en el área y contamos con amplia experiencia, puedes contactarnos aquí para solicitar una cotización.